miércoles, 3 de octubre de 2012

Reutilizar un Vestido para hacer un cojín.

Cojín Toto

Este cojín lo confeccioné con la tela de un vestido que utilicé muchísimo mientras estuve embarazada.

Me encantaba el color y el cuadro tan exagerado, aunque dicen que si estás rellenita no debes usar estampados grandes, a mí ya se me veía enorme de todas maneras.

CIMG3961

Lo he usado hasta este verano, y no quería desprenderme de él, pero cuando vi esta foto comprendí que nuestra historia de amor había acabado, ¡Parezco un globo! (Cómo no me di cuenta cuando estaba embarazada, ¡malditas hormonas!)

Bueno, cumplió su función, así que aproveché la tela para hacerle otro cojín a Julia.

Vestido-cojín1

Vestido-cojín2

Como se puede ver en la imagen superior que corresponde al trasero del cojín, aproveché el cruce del vestido junto con los ojales y los botones para cerrar el cojín por detrás, creo que es buena idea también hacerlo con alguna camisa que ya no se vaya a usar.

4 comentarios:

  1. Lo del globo será desde tu punto de vista, a mi me parece que te queda bien, pero vamos que los cojines están estupendos, así que el cambio no está mal.
    Besos, Mª José

    ResponderEliminar
  2. Me encanta como te quedó el cojín. Me gustan esos cuadros grandotes. Una monada.
    Besos.
    Lola.

    ResponderEliminar
  3. me gusta mucho, la entrada y el blog, me voy a quedar aquí para seguirte, viva el reciclaje!

    ResponderEliminar
  4. Hola , que genial como aprovechaste la tela del vestido para hacer ese almohadon.Quedo muy lindo.
    Besos

    http://lachachadotcom.blogspot.ca/

    ResponderEliminar