martes, 27 de noviembre de 2012

Receta de Pollo al vino.

Pollo al vino

Esta es la última receta de este “especial” para Navidad, es un plato estupendo para esos días de frío.

INGREDIENTES:

-1 Pollo de 1,5 Kg aproximadamente.

-1 Cebolla pequeña.

-1 Diente de ajo.

-4 Champiñones naturales de buen tamaño.

-1 Zanahoria.

-Unos 150gr de tocino entreverado.

-1 Cucharada de harina de maíz ( Maicena)

-1 Vaso de caldo de pollo.

-1 Vaso de vino tinto.

-4 Cucharadas de salsa de tomate-

-1 Cucharada de azúcar.

-2 Cucharadas soperas de mantequilla

-2 Papas por persona.

-Sal y pimienta.

PREPARACIÓN:

Se trocea el pollo en trozos que tengan el mismo tamaño para facilitar la cocción. Se untan de sal y pimienta al gusto.

Se derrite la mitad de la mantequilla en una olla y se dora el pollo junto al tocino troceado en tacos de 1cm más o menos, se agrega la cebolla picada, el ajo y los champiñones troceados.

Se espera unos minutos hasta que se consuma el líquido que sueltan las verduras. Se añade la cucharada de harina de maíz o Maicena.

Se añade la salsa de tomate, el vino y el azúcar se lleva a ebullición y se baja a fuego medio hasta que se consume la mitad del líquido, por último se echa el caldo se lleva otra vez a ebullición y se baja a fuego suave. Tarda unos 50 minutos entre ambas ebulliciones.

Se Saca el pollo y las verduras para colocarlas en una fuente o en otro caldero si se va a consumir más tarde para poder calentarlo nuevamente.

Con el líquido y otros posibles restos del guiso, se prepara la salsa pasándola por la batidora, se añade el resto de la mantequilla para que quede aterciopelada y brillante.

Si la salsa ha quedado muy líquida se puede espesar en un caldero aparte y luego pasarla por la batidora añadiendo la mantequilla.

Mientras se ha ido cocinando el pollo, se han pelado las papas y cortado en trozos, para freírlas y servirlas como guarnición. Se puede tener el pollo ya hecho y en el último momento calentarlo y freír las papas para que este todo a buena temperatura para servir.

Espero que os gusten estas tres recetas y os animéis a la comida sencilla y hogareña para estos días tan especiales.

Ya decía un cocinero que el plato más maravilloso del mundo se convierte en la tortura más horrible si lo tienes que compartir con tu enemigo.

Pensemos que la buena compañía y la familia hacen que la comida más sencilla sea el mejor momento del año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario