miércoles, 16 de mayo de 2012

Transformar unas mesillas de noche

Mesilla terminada

Estas mesillas las compramos en pesetas y han sobrevivido a muchas mudanzas. Las quería conservar pero ya no me gustaba el color cerezo que traían de fábrica así que las lijamos y las transformamos quitando el zócalo y colocando cuatro patas. Además la parte superior era de cristal y la peque le cogió gusto a subirse, así que no nos quedó más remedio que transformarlas…oh!

Mesilla terminada detalle

Me gustó mucho el contraste entre las dos maderas, la original del mueble lijado y la pieza de contrachapado que sustituimos por el cristal.

Mesilla1

Inicialmente eran así, las pobrecitas!

Mesilla3

Mi marido me esta chivando que utilizó una sierra de calar con una guía para cortar el sobrante del zócalo dejando unos milímetros de sobra.

CIMG3873

Como se aprecia en la foto, la sierra de calar puede dañar la chapa decorativa que lleva encima el aglomerado ( Nos las cobraron como si fueran de madera maciza, eh!). Por este motivo utilizamos en el segundo paso la fresadora equipada con una fresa de enrasar, que elimina estos últimos milímetros dejando un acabado perfecto.

Mesilla patas1

El siguiente paso es colocar las patas, encolándolas y atornillándolas.

Previamente hemos cortado las patas de un listón de madera y les hemos practicado unos agujeros para los tornillos. ( En tiendas de bricolaje las venden ya hechas)

Mesilla patas2

Como la mesilla no era nueva precisamente ya presentaba deterioro, como que se había separado la chapa de madera del conglomerado por el contacto del agua.

Mesilla patas3

Lo solucionamos encolando el desperfecto, se coloca encima una maderita y con una mordaza se aplica presión moderada unos 30 minutos.

Mesilla lijar

Esta es una de las tres lijadoras que utilizó mi Santo Marido durante dos tardes enteras.

Para todas utilizó papel de grano medio para decapar con mucho cuidado de no atravesar la chapa de madera. Por último un lijadito con grano fino para preparar la superficie para el barnizado.

La lijadora excéntrica se usó en toda la superficie posible, la orbital para acercarse a las esquinas interiores de forma más eficiente fuera eficiente y para las esquinas en sí y detalles la lijadora delta.

La tapa se encoló y clavó con clavos de punta perdida, tapando éstos y los pequeños desperfectos con pasta de madera y lijando una vez seca.

Mesilla lijar 2

Que belleza! ya esta lista para dos capas de barniz mate al agua para madera ( Mejor en gel, que no gotea) y un delicado lijado con papel de grano superfino a mano después de cada mano de barniz para alisar el grano y tener un acabado perfecto.

lunes, 14 de mayo de 2012

Servilletas de Té

Servilletas y juego de té

Ya jugamos a tomar el té así que con el retal de una sábana que compré y tuve que cortar (Era muy grande para nuestra cama) le hice a la peque estas servilletas para las meriendas.

Servilletas de té

Son como las de Mamá pero más pequeñitas, las cosí a mano, pero se pueden coser a máquina sin problema… en mi caso preferí coserlas a mano por que cuando mi niña oye la máquina de coser funcionando se olvida del resto de sus juguetes y se vuelve loca por pisar el pedal!

Receta de las Magdalena Perfectas

Magdalena perfecta

No sé si recordáis aquel capítulo de la serie “Friends” donde Mónica hace lo imposible por conseguir la receta de las galletas perfectas, pensando en que sus futuros hijos puedan crecer con una Mamá que hace las mejores galletas del barrio…bueno a mi me ha pasado lo mismo pero con las magdalenas.

Después de muchas pruebas lo he conseguido, son esponjosas, levantan bien, se doran, ummm!

INGREDIENTES:

1 cup de mantequilla o un paquete de mantequilla de 250gr.

5 Huevos.

2 cups de azúcar.

2 cups de harina de repostería.

1cup de harina de maíz o maicena.

1 sobre de Baking Power o levadura Royal.

Una pizca de sal.

1 cup de leche entera.

1 tablespoon de vinagre.

1 cucharadita de extracto de vainilla.

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 180 grados.

Lo primero es sacar la mantequilla y los huevos de la nevera para que se pongan a temperatura ambiente.

Luego se prepara el Buttermilk, mezclando la leche con el vinagre, estará listo en 5min cuando se comience a espesar la leche que se pondrá agria por la acción del vinagre. Se echa la tablespoon de vinagre dentro de la cuchara que usamos como medida de los ingredientes y completamos con la leche.

En un cuenco grande se mezclan las dos clases de harina y el sobre de Baking power o levadura Royal.

En el bol de la KItchen Aid con el accesorio Padle se bate la mantequilla y el azúcar a velocidad 2.

Luego se cascan los huevos de uno en uno, esperando que la mezcla admita el primer huevo para entonces echar el segundo.

A continuación, echamos un tercio de la harina, luego la mitad del Buttermilk que hemos hecho con la leche, luego el segundo tercio de harina, la mitad restante del Buttermilk y finalmente lo que queda de harina, esperando siempre en cada paso a que la masa quede homogénea.

Este paso es importante, la mezcla debe hacerse así.

HARINA – BUTTERMILK – HARINA – BUTTERMILK – HARINA.

Por último añadir el extracto de vainilla y dejar de batir.

Yo he dejado de usar moldes rizados para las magdalena, son caros y siempre se me salía la masa, así que estoy usando cuadros de papel encerado ( 13cm x 13cm) Este papel lo uso también para bizcochos, quiches, galletas y sale más a cuenta.

Sobre cada hueco del molde de magdalenas coloco un trozo de papel le doy la forma con las manos , los relleno con la masa cuando ya están todos formados y listo!

En media hora podrás disfrutar de las magdalenas perfectas.

Mi peque se las come a dos manos!